martes, 14 de junio de 2011

Cosecha

Cuando desaparecieron los moretones en el ojo, me dijo: "Vuelve, amor; los pimientos que plantaste no tienen quien les riegue."
Y yo volví para regarlos, para que mi vida tuviera algún sentido.

4 comentarios:

  1. Qué dura es esta realidad, buscando sentido al sin sentido.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este micro, resumes con mucha habilidad el drama que viven tantas mujeres dentro de su propio hogar. Por eso vuelven, porque después de ser el saco de los palos de su dictador durante años -a veces también lo fueron de niñas para sus padres-, no confían en que haya otra forma de vida ni en sí mismas.
    Un placer leerte.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Así es, Mercedes. Desgraciadamente. Hay que nombrar para sanar.

    ResponderEliminar
  4. Un buen micro para hablar del maltrato.
    Saludos.

    ResponderEliminar